Deja de romperte la cabeza querido marketero, el Branded Content, además de otro anglicismo que sumar a tu glosario postureta – junto a networking, afterwork, market place, bla bla- no es sino el término bautismal de la última fórmula publicitaria y casi cinematográfica no intrusiva para que la audiencia no salga despavorida en un ataque de pánico anti spam. ¿En qué consiste? En generar contenido atractivo y original para que las marcas conecten con el consumidor /espectador y despierte algún tipo de emoción/reacción en ellos. Casi nada.
Esta nueva ‘tendencia marketera’ supone el quebradero de cabeza Santo Grial comunicativo de las marcas y un demostrado filón  modelo de negocio para las mismas. Dicho de otra forma: el anunciante ha descubierto que invertir en un formato de entretenimiento que despierte el interés de la audiencia y que, mira tú por dónde, vincule lo que la marca quiere mostrar con lo que ‘la masa’ quiere consumir… es posiblemente lo mejor que le haya pasado nunca. Todo el mundo ha soñado alguna vez con una película sobre su vida, y las marcas no iban a ser menos.

Este nuevo género de entretenimiento emocional, no tiene por qué ir ligado siempre a la producción audiovisual directa, aunque es preferible que haya un legado audiovisual de su ejercicio. Tampoco tiene por qué ser entretenimiento en diferido, el márketing en tiempo real (aka Super Bowl, acciones vía Meerkat o Periscope, eventos a tiempo real) cada vez pone más de manifiesto el poder de las marcas y del equipo creativo que está detrás de ellas. Es el arte de llegar al alma del espectador a través del ojo, acariciar su corazón y llegar hasta su bolsillo de manera casi subliminal. Sí,  el mundo de la publicidad es así de perverso.

El poder (marketero) de ColdPlay sobre la Humanidad

Lamentamos comunicaros que en esta ocasión vuestra maestría Social Media no os va a servir de nada mucho. El Branded Content no va de redes sociales, blogs o influencers (lo sentimos). Lo importante de una buena estrategia de Branded Content es precisamente el content, la historia. La proeza en esta ocasión es reunir el equipo creativo idóneo para lograr un discurso narrativo que estremezca a la audiencia. Uno Transmedia. Es decir, las marcas necesitan un Team ColdPlay, que más allá de componer música, cree himnos- audiovisuales- vitales. Debe lograr que todas y cada una de sus piezas evoquen, tele transporten y despierten emociones.

Durante casi dos décadas, los miembros de la banda de Chris Martin han escrito canciones memorables en las que, a través de melodías de himnos colosales- porque tú también tienes una canción suya que ha puesto banda sonora a un momento de tu vida Y LO SABES- se han abierto camino hasta llegar a los corazones de la gente y las listas de popularidad. Sin tener las mejores voces, ni ser los más atractivos y mucho menos los más comerciales en sus inicios, a través de sus creaciones han logrado cristalizar la grandeza de la experiencia humana y provocar emociones con tan sólo unos acordes.

La británica  siempre se ha caracterizado por ser una banda musical que apuesta por lo alternativo, y esa actitud no sólo se refleja en su música, sino también en su  “packaging”. Desde el mítico tema ‘Viva la Vida’ ( himno motivacional  que fue utilizado hasta por Pep Guardiola en su etapa en el F.C. Barcelona para inspirar a sus jugadores) son numerosos los saltos mortales creativos que ha llevado a cabo la banda en sus videoclips y puestas en escena. Como última muestra de ello, el trabajo creativo ligado a su disco A Head Full of Dreams.  El surrealismo del videoclip del tema Up&Up encuentra un equilibrio perfecto entre la música e  imagen para alcanzar la cima que todo equipo de Branded Content aspira a coronar:  abstrae al espectador y le sumerge en una atmósfera onírica en dónde aspectos cotidianos evolucionan hasta ser experiencias inolvidables e inspirar nuevas propias.

No entres en pánico pero necesitas unos ColdPlay del Storytelling y la producción audiovisual. Precisas rodearte de talento y creatividad. De copys, guionistas, escritores y profesionales del sector audiovisual que no midan la grandeza de un proyecto por la partida presupuestaria sino por el poder narrativo y creativo del discurso narrativo;  pero también del equipo humano que forma parte de tu empresa.  Deja el marketing de primero de carrera a un lado. No te va a servir en esta ocasión.

via GIPHY

El Branded Content es el arte de llegar al alma del espectador a través del ojo, acariciar su corazón y llegar hasta su bolsillo de manera casi subliminal

¿Es el Branded Content un nuevo género de entretenimiento?

El Branded Content compite hoy en la cada vez más segmentada industria del entretenimiento por atrapar la atención de la audiencia, por ello, calidad, originalidad y ese ‘toque ColdPlay’ deben ser los rasgos diferenciadores de tu ‘content’. ¿Te suenan los idílicos cortometrajes de postal que anuncian la llegada del verano cerveza en mano? ¿Recuerdas  los informativos de todo el planeta retransmitiendo en directo el lanzamiento de un hombre a 42 mil metros de la faz de la tierra? ¿Y el salto de Lego a la gran pantalla con Lego The Movie? Branded Contente querido amigo, Branded Content.

via GIPHY

Ahora bien ¿es necesario un presupuesto que no vas a poder afrontar en tu vida galáctico para triunfar con un ejercicio de Branded Content? Otro spoiler: el dinero sí da la felicidad marketera y  ayuda a presumir de factura audiovisual, pero lamentamos comunicarte que precisas de un bien sin límites y a la vez escaso (y no es un Pokemon): talento y alma.

La imaginación no tiene límites… el dinero, ya tal. En Pevype, productora que fue startup no hace mucho y que vela por la imagen audiovisual corporativa de pequeños y grandes proyectos; conocemos el día a día de equipos con presupuestos “a dieta”.  ‘ Por ello, compartimos con vosotros 5 claves para una estrategia de Branded Content efectiva y low cost. El resto ya es cosa vuestra, no lo vamos a hacer todo.

1. Storytelling

¿Cómo encajo mi producto o servicio en la historia?. Olvídate de tu empresa por un rato. El discurso narrativo de tu historia ha de ser tan poderoso que tu marca quede relegada a un tercer o cuarto plano. Puede ser el hilo conductor, emplazamiento físico o el canal que posibilita el desenlace de la historia, pero jamás debe ser el eje central de la misma. ¿Cuántos cortos veraniegos relatan la superación, exaltación de la amistad o el cuidado por el medio ambiente con historias que terminan con un brindis de X bebida? No verás el proceso de fabricación in situ en ninguno de ellos. No cometas ese error. Tampoco es necesario llamar a Spielberg y que te solucione la papeleta. Tu empresa es una familia compuesta por personas que encierran historias, experiencias, anhelos y retos a superar. Ya que los buenos storytellings se cuecen a fuego lento ¿por qué no te sientas a escuchar lo que tu familia tiene que contarte?.

via GIPHY

2. Originalidad

No son pocas las marcas que destinan gran parte de su partida publicitaria a ejercicios de Branded Content con una elevada factura. Una a la altura de grandes spots publicitarios. En esta pugna por captar la atención de la audiencia, pocas son las acciones innovadoras que se llevan a cabo basadas en generar contenido de valor para espectadores y medios. Pequeñas marcas, startups e iniciativas de bajo presupuesto, deben despuntar por la creatividad en la elección de los contenidos y el formato para generar una experiencia alrededor de la marca. Una espontánea. Tu historia puede desarrollarse en formatos documental, cortometraje, infografía humana, gamificación, microteatro… o en un happening cultural efímero. Aunque el producto final deba sorprender al receptor, el desarrollo de la estrategia debe estar perfectamente planificado para los medios que se harán eco de tu nueva apuesta.

via GIPHY

3. Emociones

El Branded Content debe tener un componente emocional para poder crear un vínculo con el espectador/consumidor. Los discursos narrativos basados en experiencias vitales, exaltación de valores como igualdad, respeto o amistad e incluso el posicionamiento de las marcas en cuestiones relacionadas con medio ambiente o derechos humanos; son las más efectivas a la hora de generar valor, de llegar al corazón y al pensamiento crítico del espectador.

via GIPHY

4. Target

Deja de hablar de ti que es el tema que mejor dominas y habla de lo que le interesa al público al que te diriges. ¿Cuáles son sus preocupaciones cotidianas? ¿A qué retos se enfrenta su generación? Desde Pevype, volvemos a incidir en la importancia de hacer brainstormings (aka lluvias de ideas departamentales) con las personas que hacen posible el día a día de tu empresa. Implícales. Seguro que tienes una variada e interesante muestra de población bajo tu mismo techo. Según el perfil del cliente al que te dirijas, así serán sus intereses.

via GIPHY

5. Vídeo (Youtube killed the cinema stars)

No es imprescindible que la estrategia que decidas llevar a cabo gire en torno a la producción audiovisual, pero si quieres abrir una ventana al mundo a tu historia, deberás inmortalizarla en vídeo para poder compartirla con medios, blogs y redes sociales. Si tu marca va a patrocinar un micro teatro, con un guión basado en los valores de tu empresa, prestando para ello además el espacio físico de la empresa;  una estrategia barata y viralizable sería rodar un behind the scenes o un ‘así nació la idea’.  Si la estrategia que vas a llevar a cabo está basada en happenings (acciones en vía pública), éstas pueden ser grabadas para ver la reacción de los transeúntes y utilizarlas como material informativo, de divulgación para medios.

via GIPHY
¿A pesar de éstas 5 claves no sabes por dónde empezar o tu equipo no es lo suficientemente amplio para abarcar una estrategia de Branded Content? Una opción muy acertada puede ser externalizar el servicio y poner tu estrategia de Branded Content en manos de una agencia o productora audiovisual que se adapte a tus necesidades. Y ¿sabes qué? Pevype es esa productora.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.