Errar es humano, sí, pero en la jungla de la comunicación y el márketing es una cagada letal querido marketero. Más aún que diseñar con paint, editar con Movie Maker o combinar chándal con tacones.
Y como pese a que se demuestre lo contrario, en Pevype seguimos siendo humanos (menos el jefe, que es una cafetera)  nos vemos obligados a iluminar vuestras creativas mentes arrojando luz sobre otra verdad absoluta del gremio: el vídeo márketing va más allá de Youtube. Es más, en un alarde de Chuck Norrismo, podrías hasta prescindir del canal en el que proliferan teen idols 2.0 como chaquetas amarillas en un Zara para viralizar tu contenido.

via GIPHY

De los millones de vídeos que se suben a diario a la red, tan sólo un  5% superan la barrera de la indiferencia. Probablemente, si estás leyendo este post, sea porque el o los tuyos han pasado a engrosar el 95% restante que no le importa a nadie. No somos crueles, no queremos hacerte sufrir… pero es que no le importan a nadie. Ni a ti.  Porque lo haces mal. No offence. Pero espabila ¡hombre ya!

via GIPHY

¿Cómo conseguir que ese vídeo que vas a parir y cuya gestación te ha traído tantos quebraderos de cabeza no pase al olvido como la carrera musical de Gisela de OT (quien por cierto … ahora es blogger de estilos de vida y no le va nada mal)? Seguramente, evitando estas 5 cagadas meteduras de pata que hemos bautizado como  los 5 epic fails del vídeo márketing.

via GIPHY

 

1.Tía, hablas ruído (spamear con tecnicismos tu storytelling es mal)

Sabemos que tu marca es el tema que mejor dominas y por ello quieres compartirlo con el universo, pero HOLD ON DARLING!. De la información al cansineo hay una delgada línea, y esa, querido content marketer, es tu nivel de «soy el primero de la clase y voy a demostrarte cuantos palabros diferentes puedo utilizar para hablar sobre… ah, si: NADA». No hay error más letal que hacer sentir estúpida a tu audiencia. ¿Alguna vez has asistido a una convención sobre física cuántica y sólo has entendido aquello de «hacemos un receso para el coffee break«? Pues eso. Hablar el idioma de tus clientes nunca está de más.

 

2. Si vas a ser la chica del baile que se queda sentada, quédate en casa.

¡Enhorabuena! Después de pasar por todas las estructuras jerárquicas posibles de tu empresa, lo has logrado. Has diseñado, producido y colgado un vídeo que contiene todos los requisitos para poder aprobar en storytelling (sólo si si has seguido nuestros superconsejitos para petarlo como storyteller)  Y… Oops you did it again,  lo has tirado todo por la borda al no haber incluido una llamada a la acción o call to action (dícese de la táctica mediante la cual al inicio, durante o después del vídeo invitas al espectador a visitar tu página, ver otro vídeo o participar en véase encuesta, sorteo o #inserteaquísutácticadeventa).Pasa a la acción e invita a tu cliente a un baile «agarrao».

 

Al viewer le interesas 3 minutos exactamente (no la torres)

Según las estadísticas que nos brinda  YouTube, un usuario tipo consumirá de media 3.5 minutos de tu vídeo antes de bostezar (a no ser que seas El Rubius, alerta spoiler, NO LO ERES). Sabemos que lo que hace tu marca es tan tan ideal que no bastan 3 minutos para poder plasmarlo en imágenes. Por ello confiamos en que tengas a mano un buen estratega de contenidos para que sepa segmentar los discursos y poder diseñar una estrategia de vídeo márketing potable … que … al fin y al cabo ES PARA LO QUE ESTAMOS AQUÍ REUNIDOS. Amén.

 

¿Tienes la capacidad de emocionar de una ameba? Next

Si una marca de tampones fue capaz de alzar a tomas las amazonas del planeta tierra con la campaña «Like a Girl», y  la modelo de «en lo más íntimo quiero Chilly» hizo revolverse a media España en su sofá… ¿no vas a saber tú provocar emociones? Are you serious?

 

No esperes a que se te aparezca la Virgen del SEO , mi arma

¿Eres de los que sube el vídeo a Youtube y espera que por arte de magia empiece a recibir visitas? Un vídeo optimizado para SEO está preparado para recibir visitas y visitas, conseguir clientes solo por “estar ahí” y ayudar a que tu empresa se de a conocer a lo largo del mundo gracias a YouTube. Cuando ya tengas tu pieza audiovisual lista, tu objetivo en la vida será elegir palabras clave para posicionar tu contenido. Dedícale tiempo a elegir las más atractivas, es decir, aquellas que tengan para un mayor nivel de búsquedas el menor nivel de competencia.

Cuando decidas bautizar a la criatura (poner título) No olvides incluir las palabras clave que te hemos olvidado a buscar previamente. Menos de 60 carácteres si no te importa. Por aquello de los resultados de búsqueda de Google.

En la descripción no olvides incluir  un enlace a nuestro sitio web. Las dos primeras líneas de la descripción constituirán la descripción que aparezca en los resultados de Google.

Y eso es to … eso es to… eso es todo amigos. Para más información sobre ésta y otras alucinaciones marqueteras no olviden contactar en info@pevype.com y en nuestros perfiles en RRSS.






Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.